viernes, 16 de octubre de 2015

Castillos Forlorn (la cajita)





Allá por el año 1993, en plena época del “Black Box” y en medio del desarrollo de “La gran conjunción”, apareció el primer suplemento para Ravenloft en formato caja (“Boxed set” para los que saben idiomas) y que se convertiría en un formato muy utilizado a partir de entonces en muchos productos del Advanced. En este caso se trataba de “Castles Forlorn”, donde se detallaba de arriba abajo el desconocido (por lo menos para mí) dominio de Forlorn.

¿Y por donde cae eso?
Forlorn está situado en el sur de las Tierras del Núcleo, enclaustrado entre Kartakass, Gundarak, Bluetspur y Barovia (después de la Gran Conjunción Gundarak desapareció y Bluetspur se convirtió en una isla, así que las fronteras de Forlorn variaron considerablemente), es el menor de los dóminos del Núcleo y según el calendario baroviano, el segundo en aparecer en el Semiplano del terror después de Barovia.

¿Y de que va eso de Forlorn?
Mientras que Barovia es la representación de la Transilvania de Bram Stoker, Markovia hace las veces de Isla del Doctor Mugró y Lamordia alberga la tierra descrita por Mary Shelley en Frankenstein, Forlorn es la vieja escocia tal y como la describió Walter Scott en sus múltiples relatos: Repleta de rivalidades entre clanes, castillos embrujados y almas en pena buscando justicia. Y es que si algo abunda en Forlorn, a pesar de su pequeña extensión, son los fantasmas. Pero vamos a detallar un poco esto último.

¿Cómo que fantasmas?
Forlorn es una tierra otrora cubierta de bosques, colinas y valles, donde el cielo siempre está gris y la lluvia no deja de empapar el suelo. No está habitado por humanos, lo cual no significa que los clanes no hayan dejado de luchar entre sí y los escasos druidas que vigilan los también escasos bosques tratan desesperadamente de evitar su tala descontrolada. Tenemos un pueblo fantasma, un castillo embrujado que existe en tres realidades temporales distintas, e incluso un particular lago habitado por un monstruo. ¿Qué más se puede pedir? ¿Más fantasmas? Tranquilos que los hay, y hay mucho más, pero no quiero destripárselo a posibles futuros jugadores.

¿Entonces qué hay en la caja?
Dentro de la caja de “Castles Forlorn” encontramos un bonito poster desplegable y a todo color, un mapa enorme de Forlorn (casi a escala real), Otro mapa a doble cara detallando el Castillo Tristenora y tres libros. El primero, llamado “The Weeping Land”, nos describe con todo lujo de detalles los lugares más destacados de Forlorn, sus habitantes, monstruos, fantasmas, peculiaridades y, como no, a su esquivo lord oscuro. El segundo libro, “Melancholy Meetings” detalla una serie de encuentros que se pueden emplazar en diversas partes del dominio, pudiendo jugarse sueltos o formando una trama que llevará a los jugadores hasta el tercer libro “Eve of Sorrows” que nos adentra en el extraño y embrujado (¿Había dicho lo de los fantasmas?) castillo Tristenora dándonos toda la información necesaria para que tanto jugadores como dungeon master se pierdan en sus salas multitemporales.

Resumiendo y concluyendo.
Soy un fetichista. Lo reconozco. Me encantan estas cajas, me encantan los libritos en blanco y negro, me ponen mucho los mapas desplegables a todo color… Que pena que estos productos lleven casi veinte años descatalogados y haya que comprarlos en el extranjero y pagando su peso en plutonio… Pero ahora ya lo tengo en mis manos y nadie, nadie nos va a separar.

2 comentarios:

  1. La tengo desde hace años, y por desgracia nunca he podido arbitrarla, pero la aventura y la caja son una pasada. La única pega que le pongo es la organización de la información, no es la primera vez que me pasa que una aventura en cuatro libretos (por ejemplo Madness ad Gardmore Abbey) se vuelve un caos para encontrar ciertas informaciones y es terriblemente incómodo. ¿Estaría feo decir que a mí me costó 3 o 4 mil pesetas? (Ya ni me acuerdo...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con lo de la organización, además de que ciertas informaciones se repiten en varios libros (La Wild Hunt que nos describen con detalle en The weeping land, vueve a ser descrita con detalle en el encuentro del libro Melancholy Meetings, por ejemplo).
      Y sí. Estaría mal lo del precio.

      Eliminar