sábado, 19 de marzo de 2016

Un fantasma en el museo (Partida del dia del padre)



Hoy es el día del padre (y mi santo) y he decidido hacer algo especial con mis hijas (bueno, con la mayor, porque la pequeñaja pasa mucho de mi) para celebrarlo y… ¿Qué mejor forma que jugando a rol? Y así ha sido. Pero pongámonos en antecedentes.
 
La mesa lista.
Los antecedentes:
La semana pasada llevé a mi hija (la mayor, porque la pequeña…) al museo antropomórfico… antropolondico… antropo… Es igual. La llevé al museo de historia y tal de Alicante porque le gusta mucho ahora la historia de la humanidad (cara de póker) y me apetecía llevarla casi tanto como a ella ir. Y en una de esas me soltó la frase “¿Te imaginas que de repente todas las cosas del museo cobraran vida y se movieran por ahí?” lo cual me hizo reflexionar y pensar “Si eso pasara… ¿A quién llamaría?” Y ya no pude sacarme la musiquita de los Cazafantasmas de la cabeza en toda la tarde. Ni la musiquita ni la idea de montar una partida del clásico de JOC. Y a eso me puse.
La árdua tarea de crear una ficha.

La partida:
El juego Cazafantasmas tiene unas reglas sencillas, una estética graciosa y un montón de posibilidades para jugar con niños, por lo que solo poniéndole la intro de la serie de dibujos, la niña se ha hecho una idea de qué va eso y crear el personaje ha sido un momento. Una vez metida en la partida, la misión encomendada era dirigirse al museo (sí, el antropométrico de la semana pasada) donde por lo visto estaban pasando cosas raras rollo poltergheist. Una vez allí, y con ayuda de unas gafas detectoras de fantasmas, ha localizado al bicho y tras preguntarle si era bueno o malo (no era malo del todo pero sí muy travieso) ha decidido capturarle, cosa que el fantasma se ha tomado a mal y ha sometido a la cazadora  a una serie de pruebas para localizarle a través del tiempo.
Las pinturas rupestres
De este modo, cada sala de la exposición se convertía en un portal en el tiempo que trasladaba a la cazafantasma a la época representada, teniendo que buscar pistas, sala tras sala, para ir acorralando al fantasma. De este modo, por ejemplo, en la prehistoria ha descubierto al fantasma porque éste estaba haciendo una pintura rupestre de una bicicleta, pagando con euros en un mercado de la antigua roma o utilizando el móvil en el siglo diecinueve. Cuando al fantasma ya no le quedaban más épocas en las que esconderse, ha sido cuestión del típico rayo de protones, y a la jaula.



Conclusiones a la experiencia:
Jugar con niños que no sean tuyos debe ser muy frustrante, pero siendo la mía, la cosa cambia. La partida ha durado apenas una hora (diría que poco más de media) y nos ha dejado muy buen sabor de boca; hasta el punto que aún no habíamos terminado y ya quería empezar otra. Y esto me hace pensar (y ahora me pongo serio pero no os acostumbréis) en que esta nueva tendencia de sacar juegos dirigidos a los niños (lógico teniendo en cuenta que la mayoría de roleros de vieja escuela ya tenemos hijos de cierta edad) es, aunque interesante (Pequeños Detectives de Monstruos, Ryuutaama o el nuevo Magysa tienen muy buena pinta), algo innecesaria, ya que los juegos de rol son tan para niños como uno los quiera hacer. Con un poco de ganas y conocimiento cualquiera puede adaptar sus juegos favoritos (o por lo menos algunos de ellos) para jugar con los más pequeños y pasárselo igual de bien, o incluso lo mismo, que jugando con mayores.
Dados pequeños para jugadores pequeños

14 comentarios:

  1. Muy interesante. Con esa idea también puedes utilizar una trama similar a la de la película Noche en el Museo.
    A mi me falta aun algún año, pero ya va quedando menos y todas estas ideas las voy guardando para usarlas cuando llegue el momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como merece la pena, aunque solo sea por hacer algo diferente con ellos. Un ejercicio interesante es ver una peli y luego hacerla partida; es increíble la de finales alternativos que buscan.

      Eliminar
  2. Muy interesante. Con esa idea también puedes utilizar una trama similar a la de la película Noche en el Museo.
    A mi me falta aun algún año, pero ya va quedando menos y todas estas ideas las voy guardando para usarlas cuando llegue el momento.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan estas entradas con niños. A ver si me pongo poco a poco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ponte, ponte. No dejes que descubran el rol por cualquier antro cultural, que se traumatizan.

      Eliminar
  4. ¿Y si escribe usted ese módulo? Si lo hace, ¡se lo subo a la sinergia con mucho gusto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento pero no sé que és la sinergia y no creo que tenga el tiempo ni la dedicación para escribirlo.
      Eso sí: Doy permiso para que me plagien la idea, la escriban, y la suban a la sinergia.

      Eliminar
    2. Una pena que no tenga tiempo para escribirlo.

      En cuanto a la sinergia, pues es una página que llevo en plan "repositorio" con revistas viejunas y artículos antiguos. Además de aventuras, módulos y hojas de personajes.

      Te paso el link por si quieres echarle un vistazo:
      http://sinergiaderol.com/

      Eliminar
    3. OH!
      Pues resulta que sí conocía la página y no solo eso... He dirigido partidas descargadas de ella.
      De lo que se entera uno.

      Eliminar